Mi LinkedinMi TwiterMi FacebookRSS de las notas
Pablo Córdoba, tu amigo escritor.
Pablo Córdoba, tu amigo escritor.

Posts etiquetados con ‘ángeles’

 
 
El siguiente es un fragmento del libro: “Cómo Encontrarte con Dios”. En este momento, el protagonista se está encontrando con un ser muy especial, al que p0r momentos no conoce. ¡Adelante!

 
 
“Sentí temor, el deseo de fugarme de allí y del ser que se me había presentado, pero decidí quedarme.

—¿Quién me habla? –pregunté tembloroso.

Se hizo un breve silencio.

—Soy yo, aquel que tantas veces te ha llamado y llamado. El mismo que te ha protegido con sus alas.

Sentí en mi rostro un delicado aleteo de alas. El perfume fresco y purísimo se hizo cada vez más presente aún.

—Soy quien ha cuidado de ti de la manera en que nuestro Padre me ha enseñado. Soy un ángel de Dios, un ángel de luz que trae luz. Soy tu ángel guardián.

Esbocé una sonrisa de incredulidad que solté sobre la nada.

—Estás acaso queriendo decirme que eres una especie de ángel…

—Estoy tratando de que entiendas quien soy, pero mejor que eso, estoy aquí para prepararte para el momento más importante de tu vida: el encuentro con Dios.

Por lo demás, sí soy tu ángel custodio.

Todo mi ser vibró emocionado. Saber que alguien me hablaba me hacía sentir felizmente vivo.

—Te he acompañado toda tu vida. Siempre te he ayudado, inclusive en los momentos más duros de tu existencia y en los más aburridos –dijo entre sonrisas.

Dame tu mano. ¡Levanta la cabeza! Recibe mi amor en tu corazón y quédate tranquilo.

—¿Tranquilo? –dije desesperado–. ¿No ves que estoy desnudo? ¡No sé ni siquiera dónde estoy! ¿Y pretendes que esté tranquilo? ¡Por Dios!

Hizo una pausa. Percibí que sonreía con alegría. Después me respondió:

—Mientras estés a mi lado, no tienes qué temer. Me ha encargado que te cuide como a un hijo predilecto Suyo. Y así lo haré.

 

La mayoría, incluso muchos creyentes, niega la existencia de los ángeles. Creen que es cosa de niños. Pocos se atreven a hablar de su existencia por miedo a que los consideren ingenuos y pocos serios.
Yo fui uno de ellos. Fui de los que no creían en su existencia, de los que se burlan cuando alguien les habla de ellos. ¿Y tú? ¿Tú también mantendrás esa postura o estás dispuesto a cambiar de actitud?
Lo que te contaré no es algo que haya leído o haya inventado. Te contaré lo que he vivido y visto con mis ojos. Te explicaré lo que me enseñaron ellos y en particular mi ángel custodio. No me guardaré ningún secreto.

A pesar de que en la actualidad se los ignora, los ángeles fueron creados por Dios y puestos a Su servicio desde antes de la creación. Así me lo reveló el arcángel Miguel, el mayor de ellos.
Me contó que su existencia es tan antigua como la humanidad. Aparecen en la mitología griega y romana. Pitágoras, Platón y Aristóteles los nombran, dejando en evidencia que no son un invento de la Iglesia Católica.
Es muy escaso lo que saben los hombres sobre estos seres maravillosos. Se sabe poco sobre su naturaleza o sus jerarquías. Ni siquiera saben cuántos son. Pero, si de algo deben estar seguros, es que los ángeles existen.

Cada uno de nosotros, tiene un ángel a cargo del cuidado de su alma. ¿Qué te hace pensar que eres la excepción, que no lo necesitas o que te abandonó en la infancia?
Yo pensaba como tú. Llegué a reírme de quienes me hablaron sobre mi custodio. Pero estoy arrepentido. Tan arrepentido que desde el Cielo vengo para ayudarte a descubrir esta gran verdad: tú tienes un ángel al cuidado de tu alma.

Un ser celestial, maravilloso, encantador y bello que procura que no te alejes de Dios y de manera especial, en este preciso momento, está intercediendo para preparar el encuentro entre tu corazón y el corazón de Dios.

Cierra los ojos y dile que crees en su existencia, aunque no lo veas. Pídele que te ayude a descubrir su presencia en tu vida. Dile: “yo no te veo, pero quiero sentir tu presencia ¡Hazte presente en mi vida!”

Él te está bendiciendo y enviando haces de luz sobre ti.
 
 


Atención:

 

Puedes seguir conociendo más sobre tu ángel custodio haciendo click aquí

¿Qué sabes acerca de los ángeles?

Es muy escaso lo que saben los hombres sobre estos seres maravillosos. Se sabe poco sobre su naturaleza o sus jerarquías. Ni siquiera saben cuántos son. Pero, si de algo deben estar seguros, es que los ángeles existen.

Cada uno de nosotros, tiene un ángel a cargo del cuidado de su alma. ¿Qué te hace pensar que eres la excepción, que no lo necesitas o que te abandonó en la infancia?

Yo pensaba como tú. Llegué a reírme de quienes me hablaron sobre mi custodio. Pero estoy arrepentido. Tan arrepentido que desde el Cielo vengo para ayudarte a descubrir esta gran verdad: tú tienes un ángel al cuidado de tu alma.

Un ser celestial, maravilloso, encantador y bello que procura que no te alejes de Dios y de manera especial, en este preciso momento, está intercediendo para preparar el encuentro entre tu corazón y el corazón de Dios.

Cierra los ojos y dile que crees en su existencia, aunque no lo veas. Pídele que te ayude a descubrir su presencia en tu vida. Dile: “yo no te veo, pero quiero sentir tu presencia ¡Hazte presente en mi vida!”

Él te está bendiciendo y enviando haces de luz sobre ti.

Si quieres conocer más sobre tu angel custodio, su nombre y cómo tratarlo, te invito a leer mi libro-digital: Cómo Encontrarte con Dios”.

Pablo Córdoba
Tu amigo escritor

 

Copyright © 2011 Pablo Córdoba - All Rights Reserved

Entradas (RSS) y Comentarios (RSS)

Theme desarrollado por Manifesto para WordPress.org