Mi LinkedinMi TwiterMi FacebookRSS de las notas
Pablo Córdoba, tu amigo escritor.
Pablo Córdoba, tu amigo escritor.

Posts etiquetados con ‘sexualidad’

 

“Que la Iglesia no se meta en mi cama…”. “Que no me diga a mí lo que debo hacer con mi sexualidad…”. “Yo con mi sexualidad hago lo que quiero…”

Suele escucharse en alguna reunión familiar o en la calle. Y es verdad.

La Iglesia no puede prohibirnos… ni decirnos lo que debemos hacer o dejar de hacer en nuestra intimidad, pero de allí a que no tenga nada que decir sobre la sexualidad… ¿A ti qué te parece?

Un fuerte abrazo,

Pablo Córdoba

Tu amigo escritor

 

Querido amigo:

No eres el único que no usa preservativo, por la sencilla razón de que no tiene relaciones sexuales, por que aún no estás casado. Sí y ¿qué? ¿Cuál es el problema?

Yo también me casé sin antes haber tenido relaciones con mi novia y tampoco uso preservativo en mi matrimonio ¿y qué? ¿Cuál es el problema?

¡Vamos!, no te desanimes que no eres un “bicho” raro, sino un ser maravilloso que tiene dominio de sí mismo y que muy pronto encontrará el amor de su vida y podrá vivir el verdadero amor y no necesitas del preservativo para ello.

Un fuerte abrazo,

Pablo Córdoba
Tu amigo escritor

Nota:

Recibí estas palabras de una joven de 18 años y, me pareció tan importante que decidí darle el valor de un post.

Tiene la frescura y la franqueza propia de quien comienza a dar sus primeros pasos en la vida de adulta y la valentía suficiente para decir su opinión sabiendo que va en contra de la corriente.

Espero sepan valorarlo, Pablo Córdoba.

NO CAIGAN EN ESE ERROR.

Soy una chica estudiante de 18 años. Me atrevo a dar mi opinión porque me veo reflejada en esa joven que piensa que tener sexo es lo máximo.

Lo digo porque antes yo también pensaba así sin importar lo que todos me decían. hoy siento mi vida mas vacía que nunca y quisiera contar mi experiencia para que sirva de gran aporte a todas aquellas personas que piensen de tal forma.

Yo era una niña adorable. Era la mejor chica en el colegio, en el grupo familiar y de amigos mi vida era perfecta jamás me había enamorado y era muy inocente.

Lo peor de mi vida llego cuando me enamore de un hombre que solo jugo con mis sentimientos. Al conocerlo poco a poco él me hizo creer que tener sexo era lo más ideal y que sería el comienzo de un amor para siempre.

Sucedió que mi inocencia no me dejó ver mas allá del daño que podría causarme, por primera vez hice el amor pero no fue tan maravilloso porque sencillamente se necesita de mucha preparación y madurez para asumir tener relaciones.

Tener sexo, es maravilloso cuando se hace entre dos personas que se aman de verdad y están unidos ante la voluntad de dios tener sexo es tener responsabilidad y saber que no se hace por placer sino por amor.

La primera vez que tuve sexo yo lo hacía por amor pero mi pareja lo hacia por placer y que triste fue darme cuenta que desperdicie lo mejor de mi por el simple de hecho de no actuar con madurez y dejarme creer que el sexo era lo mejor de la vida.

De verdad les digo no caigan en este error y cuando se entreguen a alguien que sea por amor y con responsabilidad y sentido de madurez para que no sufran ni se sientan decepcionados así como me siento yo hoy, porque es un dolor que no se borra nunca.

Que dios los bendiga.

 

Ana María, pregunta:

Hola, Pablo:

Tiempo atrás te preguté: ¿qué les debía enseñar a mis hijos sobre la masturbación? Hoy te quiero consultar por un tema diferente.

Mira yo quiero preguntarte esto: ¿por qué mucha gente dice que venimos del mono? La ciencia dice eso. Pero, la religión dice que venimos de Dios Padre?

Gracias por adelantado y sobre todo por leer mi pregunta

 

Pablo Córdoba, responde:

A primera vista, tu pregunta, no tiene relación con la pregunta anterior. Es decir con la sexualidad. Pero está íntimamente relacionada. Podría ser el punto de partida para comprender la sexualidad humana.

 

Acompañame, con este razonamiento y lo verás:

1. Si decimos que el hombre es un mono “evolucionado”, estamos diciendo que es un animal “mejorado” y que, lógicamente debe vivir la sexualidad como lo que supuestamente es: un animalito.

En consecuencia la sexualidad humana está condicionada por el instinto sexual y, puede ser vivida, según su antojo o conveniencia, de cada uno.

2. Si decimos que el hombre es una criatura creada por un Ser superior, que lo creó a imagen y semejanza, Suya. Estamos diciendo que el hombre no es un animal, sino una persona sexuada, creada para el amor.

En consecuencia su sexualidad no está condicionada por el instinto sexual, sino sometida a la inteligencia y la voluntad hombre. Y orientada al amor.

Quienes entienden que el hombre viene del mono no ven con asombro que el hombre haga “monerías” o “animaladas” con su sexualidad, que la viva casi de una manera instintiva, regida por sus apetencias sexuales y que utilice la inteligencia, para evitarse la consecuencias no deseadas: embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Quienes entienden que el hombre viene de Dios, ven con tristeza que los hombres vivamos la sexualidad como animales, de un modo distinto del establecido por el Creador: La sexualidad está para que varón y mujer puedan unirse, en expresión de amor y, puedan pro-crearse. Es decir originar la vida de sus hijos.

De los diferentes modos de entender el origen del ser humano, se desprenden dos visiones sobre el mundo y la sexualidad antagónicos.

Unos entienden al hombre como un animal inteligente que goza con una libertad absoluta, sin límites. Otros lo entienden como un ser personal cuya libertad debe estar orientada al amor y no a sus caprichos personales.

Puedes, con libertad, optar por la postura que consideres más adecuada y vivir tu sexualidad: como un animalito o bien como una persona. Las consecuencias están a la vista de todos y no hace falta que me explaya en ellas.

A modo de broma suelo decirles a mis alumnos. Es verdad… tengo cara de mono. Soy bastante parecido a los simios. Pero que me disculpen mis “primos lejanos”… pero soy no soy un mono, ni me gusta andar haciendo monerías.

Puesto a elegir, prefiero CREER que fui creado por Dios y que se me dio un sexualidad para que me pueda unir con mi esposa, hacernos una sola carne y juntos, procrear nuestros hijos. Que serán hijos de Dios y no de los monos (sonrisas).

Eso es lo que les enseño a mis hijas y a mis alumnos.

Gracias por tu pregunta, Pablo Córdoba.

 

 
Hola. Tengo una duda que me tiene muy mortificado. Ruego contestes lo más pronto posible para ya no estar con esta duda en mi mente.

Hace unos días tuve relaciones con mi novia, las tuvimos sin protección pero usamos el método de la pastilla del día siguiente.

A los 2 días ella tuvo un desecho de color entre cafecito, en lugar de su regla y, ahora ha tenido 6 días de retraso. No siente síntomas de que sienta que valla a tener su regla.

Estoy un poco asustado si sobre podría estar embarazada, por favor ruego me ayudes con esa duda que tengo me despido esperando alguna respuesta pronta y muchas gracias.

RESPUESTA

Estimado Amigo:

Comprendo tu preocupación y tu angustia por saber si tu novia puede estar embarazada o no.

Esa duda te la quitará el resultado de un test de embarazo que podrás adquirir en cualquier farmacia de tu ciudad y a un costo accesible. En pocos minutos sabrás si tu novia está embarazada o no.

Recuerda leer bien las instrucciones para no cometer errores.

Ahora, si me lo permites te hablaré de lo que acontece después del acto sexual para que puedas comprender dos cosas: Primero cómo se inicia la vida humana y, cómo funciona la pastilla del día siguiente.

Cuando alcanzaste tu orgasmo (el momento de mayor placer) eyaculaste. Depositaste tus espermatozoides dentro del cuerpo de tu novia.

Cada espermatozoide (tienen la apariencia de un renacuajos) contiene parte del código genético que se necesita para dar origen a una nueva persona.

Tus espermatozoides iniciaron un viaje nadando en búsqueda del óvulo. El óvulo (tienen la apariencia de un globito) es la célula que contiene la otra parte del código genético que se necesita para procrear un ser humano.

Los óvulos se desprenden de a uno por mes y viven aproximadamente un día. Si no son fecundados en ese lapso, mueren, sin que se produzca embarazo alguno.

Los espermatozoides pueden llegar a vivir hasta tres días en el cuerpo de la mujer, dependiendo de varios factores.

Si, dentro de eso tres días tus espermatozoides no se encontraron con el óvulo, murieron sin fecundarlo y tu novia no quedó embarazada.

Si, en ese lapso un espermatozoide lo alcanzó y lo fecundó, la vida de tu hijo se puso en marcha. Si esto sucedió tu novia quedó embarazada.

El momento en que él óvulo de la mujer y uno de los espermatozoides se unen para dar origen a una nueva vida se denomina concepción.

La concepción puede originarse a partir de las diez horas y los dos días siguientes de haberse realizado el acto sexual.

A partir de entonces ya se puede saber si será varón o mujer, el color de sus ojos, de sus cabellos, si se parecerá al padre o a la madre en el futuro.

Si se produjo la concepción, inmediatamente el cerebro de tu novia dio la orden de suspender la menstruación (la regla).

La menstruación es el sangrado que aparece cuando el endometrio es despendido. El endometrio es el “nido” sanguíneo que alojará al hijo en sus primeros días de vida.

Si la mujer no está embarazada, no hay necesidad de endometrio (nido), entonces el cerebro da la orden de desprenderlo; para volver a formarlo al mes siguiente. Esto ocurre todos los meses.

A partir de la concepción el niño emprenderá un viaje de siete días hasta llegar al útero, más precisamente al endometrio (nido). Allí vivirá durante nueve meses hasta el momento de nacer.

Ahora bien. Tú me dices qué a los dos días de tener tu relación sexual con tu novia, ella tomó la pastilla del día siguiente.

Basándome en el funcionamiento de la pastilla del día después, te diré que puede haber sucedido, en el supuesto caso de que ella, ya estaba embarazada.

Primero,
la pastilla se encargó de entorpecer el viaje de tu hijo hacia el útero para ganar tiempo.

Segundo:
aprovechando la demora, producida adrede, rompió el endometrio (nido) de tu novia produciendo un sangrado, para qué, cuando tu hijo intente anidar: no pueda hacerlo.

Como tu hijo no puede anidar en el endometrio de su madre, se verá obligado a salir del cuerpo de tu novia y morir.

Digo todo esto, sin ánimo de asustarte. Lo hago con la única intensión de explicarte de manera sencilla como funciona la pastilla del día después y, para que tomes conciencia de lo que estás haciendo.

Como digo en todo los casos: eres libre de creerme o no, de seguir utilizando este método o no. La decisión está en tus manos. Yo sólo cumplo en responder a tu consulta.

Nadie podrá decirte con exactitud qué pasó. Si hubo embarazo o no. Si mataron a su hijo o no. Yo tampoco. Pero sí te puedo asegurar, por que así lo afirman sus fabricantes, que la pastilla del día después es abortiva.

Espero haber evacuado tus dudas, Pablo Córdoba.

Página 1 de 212
 

Copyright © 2011 Pablo Córdoba - All Rights Reserved

Entradas (RSS) y Comentarios (RSS)

Theme desarrollado por Manifesto para WordPress.org